José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Gente tóxica
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Las palabras motivan o hieren profundamente. Los seres humanos somos increíblemente frágiles; emocionalmente somos tan delicados que la pala...
Las palabras motivan o hieren profundamente. Los seres humanos somos increíblemente frágiles; emocionalmente somos tan delicados que la palabras pueden tener el gran poder de perfilar nuestras vidas. Aquellas personas que descargan comentarios negativos que nos hieren, las podríamos llamar “gente tóxica”, y puede ser cualquiera: un amigo, un hermano, un jefe, tu mamá o tu papá, e incluso nuestra pareja. Sus comentarios sabotean de alguna manera nuestros esfuerzos por llevar una vida feliz y productiva. Una persona puede ser tóxica para alguien y no serlo para los demás. A todos nos gusta ganarnos el respeto, la aceptación, el reconocimiento de los demás y escuchar palabras de aliento. Tristemente, no siempre es así,no falta la persona tóxica.

Reconocer a una persona tóxica y saber qué hacer si nos topamos con ella, es de gran ayuda, ¿Cómo identificarla?:

1 ¿Te pones de mal humor o te sientes menos después de una plática con ella?
2 ¿Te sientes poco atractivo (a) estando con esta persona?
3 ¿Te ignora?
4 ¿Te provoca dolor de cabeza, te tensa y sientes alivio cuando se va?
5 ¿Al hablarle tartamudeas o cambia de expresión tu cara?

Si contestaste “si”, te podrás dar cuenta de que estas personas cambian nuestro comportamiento y nuestros sentimientos. Una persona con baja autoestima hará cuanto pueda por sabotear las relaciones o para sentirse importante, la raíz en la mayoría de los casos son los celos y se actúa de manera irracional. A la gente tóxica le molesta cuando otro tiene éxito, cuando es atractivo, popular, simpático, culto, etc. Vivir por darle gusto a todo el mundo, es imposible,así como sacrificar ciertas cosas sólo para ser “aprobados”.

Lo que tenemos que hacer es amarnos y aceptarnos y comprender que para alguien siempre seremos una amenaza a su seguridad y sin una razón específica. Dice un dicho:

“No sé cuál es la clave del éxito: pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo”.

Fuente: Sendero espiritual

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top