José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Consejos para detectar ofertas de empleo falsas cuando buscamos trabajo a través de internet
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
La situación actual prolonga el proceso de búsqueda de empleo, y son muchos los que están dispuestos por desesperación a tomar cualquier op...
La situación actual prolonga el proceso de búsqueda de empleo, y son muchos los que están dispuestos por desesperación a tomar cualquier opción si eso significa poner fin a este proceso. Sin embargo, hay que ser muy cuidadoso porque te puedes encontrar con ofertas laborales muy atractivas, pero que pueden ser un fraude, y ello a través de Internet y de las redes sociales.

En ocasiones se utiliza la necesidad de algunas personas por conseguir un trabajo, para captar víctimas y estafarlas, creando ofertas con sueldos muy por encima de lo que da el mercado y horarios “extremadamente flexibles”. Aquellos que responden a estos anuncios, en ocasiones han recibido una solicitud de transferencia bancaria o incluso pagar una suma de dinero por concepto de gastos de alojamiento o documentos. Una primera recomendación, en este sentido, es que nunca pagues por inscribirte a una oferta. 

Estas prácticas fraudulentas se dan, principalmente, en páginas o portales que no cuentan con un control para evitar estas conductas. Pero, ¿cómo identificar ofertas laborales falsas? ¿Cuáles son los fraudes más comunes? 

Según el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) se existen campañas realizadas a través del correo electrónico con falsas ofertas de empleo que utilizan ciertas frases para captar la atención de los usuarios como "salario fijo más porcentaje", "trabajo instantáneo", "formación inicial gratuita" o "gran oportunidad de negocio".

Identificar las ofertas falsas

Pago para trabajar en el extranjero. 
Existen ofertas para trabajar en el extranjero que requieren el pago de una cuota previa. Los avisos suelen recurrir a imágenes persuasivas y luego cobran gastos de alojamiento a través de plataformas que no dejan rastro. Un buen consejo es buscar en Internet opiniones de personas que hayan tenido alguna experiencia con aquella empresa. 

Falsos gastos administrativos. 
Las más usuales son aquellas ofertas que llegan como correos electrónicos a spam. Una vez que la víctima se interesa le solicitan un depósito de dinero para falsos gastos administrativos. Ninguna empresa seria de selección de personal solicita ningún pago a los candidatos. 

Solicitud de datos personales. 
También existe otro tipo de farsantes, que en lugar de conseguir dinero piden información personal para incluirlas en listas de spam. Habitualmente al enviar su información pasan a formar parte de una lista de envíos masivos de publicidad, o esta información venderla a otros. Hay otros que solicitan información financiera, con la excusa del envío de cheques o transferencias bancarias, pero esta información se debe proporcionar cuando se haya firmado el contrato de trabajo directamente con la empresa contratante, nunca antes. 

Encuestas para ganar mucho dinero. 
Es muy común este tipo de fraudes, pero aun así suelen captar muchas víctimas. Es presentado como un ingreso extra y consiste en completar cuestionarios diariamente, pero al acceder a los formularios debes pagar una cantidad, de la que claramente no verás retorno. 

Ofertas de trabajo que remiten a teléfonos con tarifa adicional. 
Se trata de intentar ponerte en contacto con un potencial empleador a través de un teléfono que te brinda el sitio o el correo. El problema está en que ese número de teléfono tiene tarifa adicional y cobra las llamadas. Recuerda que si un empleador está interesado, él mismo se pondrá en contacto contigo. 

Negocios piramidales. 
Se presentan de variadas formas, pero básicamente el requisito es que el trabajador debe invertir en productos para luego revender. En esta práctica es habitual tentar al trabajador con la promesa de importantes ganancias. 

Formación sin compensación. 
Los cursos estafa, en los cuales el personal que está interesado, realiza un desembolso por adelantado para recibir formación online que le permita acceder a un puesto de trabajo, pero no existe el curso ni el empleo. 

Trabajar sin cobrar. 
Es habitual y es ilegalidad, el contratar a un trabajador para un periodo de prueba no remunerado, en el cual, se trabaja para la empresa sin cobrar. 

Envío de SMS.
Ofertas que requieren el enviar un SMS Premium para poder contactar, pero estos mensajes no son contestados por la empresa responsable de la selección. 

Blanqueo de dinero. 
A veces existen ofertas de empleo que utilizan al solicitante del empleo como intermediario en transacciones importantes de dinero, a cambio de una comisión. Los estafadores envían una gran cantidad de dinero a la cuenta del candidato, el cual debe reenviar a otras cuentas, descontando su comisión. Se trata de un fraude muy peligroso, ya que se está incurriendo en un delito de blanqueo de capitales con graves consecuencias legales. 

Otras formas de darse cuenta que es una oferta falsa de empleo: 

La empresa o agencia de colocación utiliza cuentas de correo gratuitas como Hotmail, Yahoo o Gmail. Es necesario fijarse en este aspecto, ya que, por lo general, las empresas serias tienen su propio dominio que incluye el nombre de la empresa. 

La redacción del anuncio se basa en modelos y no están personalizados y, además, la ortografía es mala. 

Caso de oferta laboral falsa 
Una persona en busca de empleo lee, en medio de los centenares de pequeños anuncios de empleos, uno de medio tiempo, de empleado de almacén para el turno nocturno y de comisión por ventas y le llama la atención. 

El encabezado dice: 

"¡Gane hasta $200,000!" 

El anuncio lo colocó una agencia de "consultoría de carrera" que promete acceso rápido a los empleos de salarios altos y de alta jerarquía. 

Parece un gran atajo hacia una nueva y brillante carrera y la persona decide llamar. 

Llama. La voz del otro lado de la línea es entusiasta y amigable. Le hace unas cuantas preguntas respecto de sus antecedentes. Sí, dice, parece ser el tipo de persona que andamos buscando. 

Cuando va a la primera visita, la oficina exuda lujo desde la alfombra hasta los techos altos: sotas de terciopelo, sillones de piel, "consultores" que parecen salidos de las revistas Vogue y GQ. 

Le dicen a la persona que sólo trabajan con un grupo muy exclusivo de candidatos, Por la razonable suma de 5,000 euros (a veces más, a veces menos), le indican a la persona que lo prepararán para solicitar y obtener los magníficos empleos que ellos saben están disponibles. Ni siquiera tiene que pagar la cantidad total de inmediato; nada más hay que dar 2,000 al principio; no les importa esperar por el resto del dinero, le dicen, porque prácticamente el 100 por ciento de sus clientes obtienen empleos de altos ingresos. 

Mientras que la persona en busca de empleo todavía está viendo estrellitas por la emoción, le piden que firme un contrato. La persona firma y les entrega un cheque, feliz de que todo el proceso de escribir cartas de presentación y enviar currículum haya terminado. 

El consejero de carrera lo conduce hacia otra oficina aterciopelada donde se le entregan formatos de curriculum, consejos para las entrevistas y listas de contactos en la industria y. ¡eso es todo! ¡Ahora corre por su cuenta! y ¡Buena suerte! Esta persona ha sido víctima de una estafa. 

Cuando, de veras, lee el contrato, se da cuenta de que no le garantiza nada, salvo que debe pagar a la agencia el resto del dinero que les debe. 

Es muy importante lograr identificar las ofertas falsas, ya que por muy atractivas y tentadoras que resulten, aceptarlas y darles información personal puede causar grandes perjuicios. Es por eso que se aconseja inscribirse en portales de confianza y estar muy atentos a que los pasos que va marcando el empleador responden a la lógica de una contratación-

Fuentes:

Don Empleo
20 minutos
rrhh-Web

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top